transformacion digital 2

Las claves de la Transformación Digital: Big Data, transversalidad y procesos ágiles

La transformación digital ayuda a las empresas a abrazar la cultura del cambio y a seguir siendo competitivas en el actual entorno globalizado. Pero no es todo tan fácil, ¿verdad? Cuando una compañía decide iniciar la transición hacia el digital, el proceso es más complicado de lo que parece. Para arrojar algo de luz sobre las claves de la Transformación Digital, en este artículo hablaremos sobre Big Data, transversalidad y procesos ágiles. En otras palabras, explicaremos cuáles son las mejores prácticas que debería llevar a cabo una empresa para empezar con su modelo digital.

El Big Data y la Transformación Digital

El experto en entornos digitales Daniel Newman le puso un poco de ironía a la cuestión en Forbes, donde aseguró que la transformación digital para una empresa es como “ponerse a dieta”: “No puedes ponerte a dieta durante unas cuantas semanas y esperar unos resultados rápidos y duraderos. Como cuando queremos perder peso, la Transformación Digital debería ser un proceso de cambio de estilo de vida”.

¿Cómo podemos lograr este cambio de mentalidad? En parte, y según señala Newman, gracias al Big Data. El Big Data permite a las compañías hacer ajustes estratégicos importantes que minimizan los costes y maximizan los resultados. Si sabemos en qué consiste el comportamiento de los consumidores y los empleados podemos crear proyecciones sobre qué es lo que harán en el futuro. Así, podremos empezar a implementar los cambios necesarios para encaminar las necesidades de los clientes y nuestros objetivos. En este sentido, Newman es tajante: “La Transformación Digital no puede estar completa sin el uso de Big Data”.

Cómo completar la Transformación Digital en una empresa

Los expertos están de acuerdo: Lo primero que debemos hacer es identificar los retos más importantes a los cuales se enfrenta nuestra empresa. Con una lista de objetivos y retos, podremos empezar a emplear el Big Data para solucionar algunas de nuestras cuestiones. Lo más importante es proponer objetivos específicos, como por ejemplo:

  • Mejorar o cambiar la experiencia de nuestro cliente
  • Mejorar el flujo de trabajo de nuestros empleados para incrementar la productividad.
  • Retener a nuestros clientes y mejorar el engagement.
  • Reducir costes

El Big Data puede ser útil tanto para la gestión de la empresa como de cara a conseguir nuevos clientes y mejorar la venta de nuestro producto o servicio. En concreto, lo importante es identificar cuáles son los patrones de datos que pueden influir para que consigamos alguno de nuestros objetivos.

5 Buenas prácticas para completar nuestro modelo de negocio digital

Si bien es cierto que no existe una fórmula perfecta y definitiva para la correcta Transformación Digital, en los siguientes puntos sintetizamos una serie de buenas prácticas. Según la última Encuesta Anual sobre el coeficiente digital de las empresas realizada por la consultora PWC, las empresas deberían contar con:

  1. Un CEO comprometido con la Transformación Digital. Un líder que plantee las oportunidades y desafíos digitales de cualquier decisión estratégica acerca de productos y servicios, estrategia de marketing, gestión de clientes, políticas de captación y retención de talento, operaciones, etc. Una vez formulada la estrategia digital, el CEO debe definir de forma clara las funciones, responsabilidades y estructura organizativa de IT correspondiente. Según PWC el 76% de las empresas encuestadas afirman que su CEO es un defensor activo del uso de las tecnologías digitales para lograr la estrategia de negocio.
  2. Una relación fluida entre el CIO (Chief Information Officer) y el CMO (Chieg Marketing Officer). El CIO no debe quedar relegado únicamente al ámbito interno, sino que debe involucrarse en la estrategia de clientes y en los procesos de innovación de productos y servicios, donde el componente tecnológico es el más importante (desarrollo de apps, páginas web, analíticas de cliente…). Una tarea que requiere estar coordinado con el CMO y delimitar sus roles y funciones a la hora de trabajar.
  3. Análisis constante del sector. La búsqueda de inspiración externa es crucial, ya que las empresas que consiguen sacar el máximo partido a la transformación digital son aquellas que demuestran predisposición a “mirar hacia fuera” (analistas del sector, proveedores, universidades o laboratorios de ideas). Sin embargo, la mayoría de compañías siguen confiando en las fuentes tradicionales, como las sesiones internas de planning o los workshops facilitados por el equipo de IT.
  4. Nuevas metodologías de trabajo. Un enfoque más estratégico que permita alinear el departamento de IT con el negocio a través del diseño de una nueva arquitectura organizativa, procesos más ágiles, nuevo perfiles y habilidades, nuevos canales digitales y tecnologías móviles en la nube. Según PWC, solo un 20% de las compañías españolas usa procesos ágiles en más de la mitad de sus proyectos.
  5. Adaptar todos los departamentos de la empresa al nuevo paradigma digital. Solamente si la transformación digital es transversal la empresa podrá beneficiarse de las ventajas que ofrece. Los departamentos de finanzas, ventas y servicios y marketing pueden adaptarse al digital junto con el departamento de desarrollo y operaciones.

Además de seguir estas directrices y, tal y como hemos señalado anteriormente, tratar la Transformación Digital como un cambio de mentalidad empresarial, muchas compañías podrán aplicar nuevos modelos de negocio sin perder la esencia de su producto.

Tags:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies