Los beneficios de la actividad física para la salud

Los beneficios de la actividad física para la salud

Mantenerse activo y llevar un estilo de vida saludable son la clave para gozar de una buena vida con una “salud de hierro”, algo necesario para nuestro cuerpo humano, diseñado desde sus inicios para moverse regularmente a lo largo del día. Los beneficios físicos, mentales y psicológicos de llevar una vida activa, que debemos combinar además con otros hábitos saludables como por ejemplo tener una buena alimentación, ayudan a prevenir posibles problemas de salud.

Sin ir más lejos, la inactividad física o, por ende, llevar una vida sedentaria, es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en todo el mundo, en cuyo podio le preceden la hipertensión, el tabaquismo o la hiperglucemia.

Para evitar todo esto, debemos procurar llevar a cabo un día a día activo y aprovechar cada actividad cotidiana que realizamos, como la jornada laboral o las del hogar, para mantener nuestro cuerpo activo.

Extrapolando los datos a nuestro país y según la última encuesta nacional de salud, el Instituto Nacional de Estadística avisa que el 41% de la población española se declara sedentaria, datos que se traducen en que más de 19 millones de personas en nuestro país no realizan ejercicio físico de forma regular.

La inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en todo el mundo

La actividad física podemos definirla como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye desde la práctica de todo tipo de deportes a la realización de actividades tales como caminar o bailar y está totalmente recomendada en la prevención de enfermedades a cualquier edad: en niños, adultos y ancianos. Hacer ejercicio de forma regular, con control y seguridad nos ayudará a mejorar la esperanza de vida.

Según el Ministerio de Sanidad, “la actividad física contribuye a la prolongación de la vida y a mejorar su calidad, a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales, que han sido avalados por investigaciones científicas”.

Por todo ello desde Zemsania Global Group queremos ayudar a fomentar y mantener la realización de actividad física, explicando los múltiples beneficios que aporta.

Beneficios fisiológicos

  • La actividad física reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes.
  • Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.
  • Fortalece los huesos.
  • Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga (forma física).


Beneficios psicológicos

  • Al realizar actividad física se estimula la liberación de endorfinas que nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Además, disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico.
  • Ayuda a superar la timidez o a frenar impulsos excesivos.
  • Aumenta la autopercepción de la imagen del cuerpo y la autoestima física.
  • Sirve como vía de escape o distracción para la rutina diaria y estresante del día a día, lo que hace que aumente la sensación de bienestar.
  • Previene el insomnio y regula el sueño.
  • Gracias a la actividad física, se generan endorfinas, las cuales ayudan a reducir el dolor y aumenta la euforia en nuestras vidas.
  • Otros beneficios mentales son: Aumento del rendimiento académico, de la confianza, de la memoria, de la percepción, de la eficacia en el trabajo, del autocontrol y del funcionamiento intelectual.


Beneficios sociales

  • Fomenta la sociabilidad.
  • Aumenta la autonomía y la integración social, beneficios especialmente importantes en casos de discapacitación física o psíquica.
  • Estimula la participación e iniciativa.
  • Estimula el afán de trabajo en grupo.
  • Nos enseña a aceptar y superar las derrotas.
  • Nos enseña a asumir responsabilidades y a aceptar las normas.


Beneficios adicionales en la infancia

  • Contribución al desarrollo integral de la persona.
  • Control del sobrepeso y la obesidad. En esta etapa es muy importante para prevenir la obesidad adulta.
  • Mayor mineralización de los huesos y disminución del riesgo de padecer osteoporosis en la vida adulta.
  • Mejor maduración del sistema nervioso motor y aumento de las destrezas motrices.
  • Mejor rendimiento escolar y sociabilidad.

Recuerda: ¡La actividad física es una forma de invertir en salud! ¡Cuesta poco, es fácil y barata! ¡No te olvides de ella!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies